El gazpacho es uno de los entrantes más populares del verano.

Lo encontraréis en todas las cartas de restaurantes en período estival. Se trata de una sopa fría elaborada con tomate, cebolla, pimiento verde, pepino, ajo y aceite de oliva y además de nutritiva y refrescante, es deliciosa.

Sobre su origen existen diversas teorías, pero la más extendida es que el gazpacho proviene de Andalucía, donde los veranos son muy secos y abundan las hortalizas y el aceite de oliva.

Como todo, el gazpacho también ha ido evolucionando, y podréis encontrarlo también en forma de alguna de sus variedades: el salmorejo (miga de pan, aceite, vinagre sal y tomate) o el ajoblanco (elaborado con almendras molidas, agua, aceite de oliva y a veces vinagre).

Unos y otros nacieron como platos humildes, que se podían servir en cualquier familia poco adinerada en tiempos difíciles para nuestro país. Hoy, convertidos en platos alabados por cualquier paladar, se sirven en todos los restaurantes del país. Son una verdadera delicia y os recomendamos que los probéis.

¡Buen provecho!


Clicktotravel

Equipo c2tgroup