Compartir

Post magazine

Muévete por Mallorca

14 | 07 | 2016

Compartir
Cómo conocer la isla en transporte público.

Apoyar la cabeza en el cristal, suspirar, mirar por la ventanilla, cerrar los ojos, dejar que el sol acaricie tu rostro...Es casi como estar en un videoclip… Bueno vale, viajar en transporte público no suele ser tan romántico, pero sí que es una buena manera de conocer la isla de Mallorca. Gracias a su gran entramado de carreteras y líneas de autobús y tren, podrás llegar (o casi) hasta donde te propongas.

Moverse por el centro, Palma, es facilísimo gracias a la red de autobuses de la EMT. Verás unos buses azules recorrer las calles más importantes de la ciudad pero te llevarán incluso hasta la playa o hasta barriadas de las afueras. Las líneas más útiles son las siguientes:

Línea 1 Aeropuerto. Cada 15 minutos un bus te llevará desde el centro hasta el Aeropuerto, comodísimo.

Línea 3 Es Pont d’Inca – Illetes. El final del recorrido te lleva a la playa de Illetes, una preciosidad de arena blanca y acantilados. Pero de camino hace paradas en Cala Mayor, zona muy turística o en el centro comercial Porto Pi.

Línea 15 Playa de Palma – Plaza de la Reina. Recorre toda la bahía de Palma con un solo bus. Parando en playas tan conocidas como Can Pere Antoni o Can Pastilla hasta llegar al Arenal.

Palma también cuenta, como es normal, con el bus rojo turístico. Déjate conducir por una ruta repleta de historia, cultura, vida y comercios. Puedes subir y bajar cuantas veces quieras y llegar, por ejemplo hasta el Castillo de Bellver o al Palma Aquarium.

Desde la Estación Intermodal, en frente de la Plaza España, podrás viajar hasta los pueblos y zonas más alejadas del centro. Si quieres llegar a las playas más alejadas y hermosas como las de Alcúdia o Cala Ratjada, basta con coger un autobús en la estación. El tren te lleva hasta ciudades del Pla de Mallorca como Inca o Manacor, puedes aprovecharlo para ir a los mercados semanales que organizan los pueblos.

Pero para tren, el tradicional y tan conocido tren de Sóller. A dos pasos de la estación intermodal, parte rumbo a uno de los pueblos más bonitos de Mallorca un encantador tren de madera. Un viaje que no debes perderte si quieres descubrir la Sierra de Tramontana de una manera especial.

Como ves, unas vacaciones sin coche son posibles, ¡al menos en Mallorca!